Cautivo

Título Completo: 
Hermandad Penitencial y Cofradía de Nuestro Divino Redentor Jesús Cautivo en el abandono de sus discípulos, María Santísima de la Trinidad y Santa Isabel de Portugal

Página web: 
http://www.cautivoytrinidadjaen.com

Año de Fundación: 
2012

Sede canónica: 
Parroquia de Santa Isabel de Portugal

Imágenes Titulares: 
– Nuestro Divino Redentor Jesús Cautivo.

– María Santísima de la Trinidad obra del imaginero cordobés Francisco Romero Zafra, su hechura es del año 2008. Fue bendecida el 6 de Junio de 2009 por el Rvdo. Padre D. Domingo Conesa Fuentes en su sede, la Iglesia de Santa Isabel de Jaén.

– Santa Isabel de Portugal.
Traje de Estatutos:
Túnica y antifaz de color blanco, cinturón de esparto de 25 centímetros de ancho, escapulario color blanco figurando a la altura del pecho la Cruz Trinitaria, sandalias de cuero oscuras de dos tiras y talón cubierto, con medias color carne. La caída del antifaz tendrá corte delantero horizontal, dejando ver la Cruz Trinitaria del escapulario, asimismo, contará con la altura suficiente para albergar un capirote de 90 centímetros.

Breve Historia: 
El 18 de abril de 2004, en la parroquia de la Santa Cruz de Jaén, un colectivo de jóvenes cofrades fundan el Grupo “Santa Cruz”, la intención era crear una Hermandad de Pasión que a través de una serie de peculiaridades y características propias promulgase la palabra de Dios mediante la devoción a dos imágenes, una de Cristo y otra de la Virgen María, siendo las advocaciones elegidas las de Jesús Cautivo y María Santísima de la Trinidad.

 

El 16 de mayo de 2004, los integrantes del Grupo deciden cambiar el nombre al mismo, optando por una denominación más personal: Grupo Parroquial “Jesús Cautivo y María Santísima de la Trinidad”. En octubre de ese mismo año, la Pro-Hermandad, realizó la primera campaña de recogida de alimentos “una tonelada de ayuda”, que a la postre, sería el primer acto con repercusión externa de la futura Hermandad.

 

Durante los siguientes cuatro años, el Grupo, se integro en la Parroquia de la Santa Cruz, participando en los actos litúrgicos de la Iglesia y organizando todo tipo de actividades, entre las que podemos destacar los distintos retiros espirituales, las campañas de recogidas de juguetes o las diversas charlas formativas cuaresmales.

 

En Septiembre de 2008, con el objetivo de seguir creciendo, la Pro-Hermandad, se traslada provisionalmente a la parroquia de Santa Isabel. Tras unos meses de intenso trabajo, buscando la integración en la nueva Parroquia, da comienza el año 2009, que a la luz de los acontecimientos, se convertiría en uno de los años más importantes de la historia de la Cofradía, pues, dos son los hechos que marcan el devenir de la Pro-Hermandad: por un lado, en enero, se produjo el reconocimiento como Grupo Parroquial por parte del Obispado de la Diócesis y por otro lado, el día 6 de junio, tuvo lugar la bendición de María Santísima de la Trinidad, Titular de la Hermandad.

 

Conforme pasaron los meses y fruto de un trabajo diario, la Pro-Hermandad, se identificó plenamente con los problemas e inquietudes del barrio y de su feligresía. Por esta razón, llegado el momento, decidió exponer al Consejo Pastoral Parroquial el deseo de quedarse de forma permanente en la parroquia de Santa Isabel. Así,  el día 2 de diciembre de 2010, el Consejo Pastoral Parroquial aprueba que Santa Isabel se convierta en la sede  canónica de la futura Cofradía. Tras recibir ratificación de este hecho por parte de la Delegación de Cofradías, el día 20 de febrero, el Grupo, celebró el acontecimiento organizando una emotiva Eucaristía de Acción de Gracias.

 

La convivencia diaria con la feligresía del barrio hace que la Pro Hermandad perciba la gran devoción y cariño existente entorno a la figura de Santa Isabel de Portugal, por esta razón, y con el objetivo de asegurar el culto a la mencionada Santa, la Junta de Gobierno, plantea al Consejo Pastoral Parroquial incluirla como Titular de la Cofradía, recibiendo una respuesta positiva por parte de éste.

 

En mayo de 2012, en plena tarea de elaboración de las Reglas de la Cofradía, la Junta de Gobierno, escuchando los consejos del Capellán, decidió que el nombre de la Cofradía fuese “Hermandad Penitencial y Cofradía de Nuestro Divino Redentor Jesús Cautivo en el abandono de sus discípulos, María Santísima de la Trinidad y Santa Isabel de Portugal”.

 

Finalmente, el día 4 de julio de 2012, coincidiendo con la festividad de Santa Isabel de Portugal, la Hermandad, fue Erigida Canónicamente por el Obispo de la Diócesis.

Detalles: 
La Hermandad, desde su fundación ha buscado tener un carisma trinitario mediante la veneración a la Santísima Trinidad como verdadero Dios y como fundamento del carisma redentor: el Padre que ama a los hombres y que, por el Espíritu, envía a su Hijo para redimirlos de sus cadenas, es el motor de toda redención para el hombre. La Santísima Trinidad es fuente inagotable de la caridad y debe traducirse en el servicio a la redención y misericordia, basándose, en el siguiente lema “Gloria a ti Trinidad y a los Cautivos libertad.”

 

Por otro lado, es conveniente resaltar la excelente relación que la Hermandad mantiene con las Hermanas Siervas de los Pobres, Hijas del Sagrado Corazón de Jesús. Desde la llegada de la Cofradía a la Parroquia han estado siempre presentes, colaborando y ayudando a que la futura Cofradía fuese cumpliendo los objetivos propuestos. Consecuencia de esta estrecha relación, la comunidad de religiosas aceptó ser madrina de bendición de María Santísima de la Trinidad. Además, gracias a su total disposición es tradicional que tras el Triduo celebrado en honor a María Santísima de la Trinidad, la Cofradía, organice un besamanos dirigido a los alumnos del colegio “Sagrado Corazón de Jesús”, institución educativa dirigida por las hermanas.

 

Por último, mencionar el deseo de la Cofradía de seguir estrechando el vínculo que en los últimos meses se ha creado con la residencia Siloé. Podemos destacar como curiosidad que el pasado año (2011), primero que María Santísima de la Trinidad recorrió las calles de su barrio en Rosario Vespertino, a la altura de la residencia, recibió una ofrenda floral, imagen ésta, que a buen seguro se repetirá en años venideros.